Expecting Rain

Go to main page
It is currently Wed December 13th, 2017, 11:10 GMT

All times are UTC




Post new topic Reply to topic  [ 4 posts ] 
Author Message
PostPosted: Sun April 12th, 2015, 20:25 GMT 
User avatar

Joined: Fri September 5th, 2008, 16:08 GMT
Posts: 101
Saludos a todos, Dylanianos:

Visito mucho Expecting Rain y posteo poco. Principalmente me cuesta ser activo como forero por mi lentitud a la hora de expresarme en inglés (aunque eso no es excusa en este subforo :lol: ), pero aún así he querido practicar el idioma intentando traducir el famoso discurso que dió Bob hace un par de meses. Ha sido un poco largo y muchas expresiones me han obligado a rebuscar por Google el significado más acertado, pero aún así ha sido divertido. Seguramente habrá muchos errores, pero he intentado ser lo más fiel posible a la palabra de Bob :lol: . Y nada más, espero que lo disfrutéis aquellos que aún no lo hayan leído.





7 de Febrero de 2015

Hay unas cuantas personas a las que tengo que agradecer esta noche por traerme a este gran evento. Neil Portnow, Dana Tamarkin, Rob Light, Brian Greenbaum, Don Was. También quiero agradecer al presidente Carter por venir. Ha sido una noche larga y no quiero hablar demasiado, pero diré unas unas pocas cosas.

Me hace feliz que mis canciones sean honradas de esta manera. Pero ellas no han llegado solas hasta aquí. Ha sido un largo camino y ha supuesto un gran esfuerzo. Mis canciones las entiendo como representaciones misteriosas, del tipo que vió Shakespeare cuando estaba creciendo. Creo que vosotros podríais haber buscado también lo que yo busqué en su día. Ellas estaban en el límite, y creo que lo siguen estando ahora. Y suenan como si hubieran estado viajando por un duro camino.

Necesito mencionar a algunas personas de ese camino que hicieron esto posible. Sé que debería hablar de John Hammond, el gran cazatalentos, quien se arriesgó trayéndome a Columbia Records. El me contrató cuando yo no era nadie. Hacer esto supuso mucha fe, se la jugó, pero él era dueño de sí mismo y fue valiente. Siempre le estaré agradecido por eso. La última persona que él descubrió antes que a mi fue a Aretha Franklin, y antes que a ella a Count Basie, Billie Holiday y a un montón de otros artistas. Ninguno de ellos comerciales. Las tendencias no le interesaban a John, y aunque yo era bastante poco comercial él se fijó en mí. Él creyó en mi talento y eso es todo lo que importa. No puedo agradecerle lo suficiente todo esto.

Lou Levy manejaba Leeds Music y ellos publicaron mis primeras canciones, pero no me quedé allí demasiado. Levy se arriesgó muchas veces. El me contrató en aquella compañía y grabó mis canciones, y yo las interpreté en una grabadora. Me dijo abiertamente que no había precedente de lo que estaba haciendo y que yo estaba adelantado a mi tiempo. Y que si yo le traía una canción como “Stardust” él la rechazaría porque era demasiado tarde para algo así. Me dijo que si yo estaba adelantado a mi tiempo (y realmente no es algo que él tuviera claro) pero que si estaba pasando y era cierto, el público tardaría entre tres y cinco años en asimilarlo, así que mejor que me preparara. Y fue lo que pasó. El problema era que cuando el público lo entendió yo ya estaba como entre tres y cinco años por encima de aquello, por lo que la situación era complicada. Pero él estaba convencido y no me juzgó, y siempre le recordaré por eso.

Artie Mogull de Witmark Music me contrató en su compañía, y me dijo que simplemente siguiera escribiendo canciones de lo que fuera, que ya llegaría a algo. Estuvo demasiado encima de mí y nunca podía esperar qué era lo siguiente que tenía para él. Ni siquiera podía verme a mí mismo como un compositor por aquel entonces. Siempre le estaré agradecido también por su actitud.

También tengo que hablar de algunos de los primeros artistas que grabaron mis canciones muy, muy pronto, sin que se les hubiera pedido. Simplemente algo les hizo pensar que sería bueno para ellos. Tengo que dar gracias a Peter, Paul and Mary, a quienes conocí por separado antes de ser un grupo. Ni siquiera me vi como un escritor de canciones para que otros las interpretaran pero es algo que empezó a ocurrir y esto no podría haber pasado con un grupo mejor. Ellos tomaron una canción mía que ya había grabado antes y que estaba enterrada en uno de mis discos y la convirtieron en un éxito. No de la forma que yo lo habría hecho, ellos la enderezaron. Pero desde entonces cientos de personas la han grabado y no creo que esto hubiera ocurrido de no ser por ellos. Definitivamente ellos empezaron algo por mí.

The Byrds, The Turtles, Sonny & Cher, ellos hicieron que algunas de mis canciones entraran en el top 10 aunque yo no era un compositor pop y realmente tampoco quería serlo, pero fue bueno que ocurriera. Sus versiones eran como publicidad, pero no me importó ya que 50 años después mis canciones fueron usadas en anuncios. Así que estaba bien. Me alegra que pasara, y me alegro de lo que hicieron.

Pervis Staples and the Staple Singers, mucho antes de que estuviesen en Stax estaban en Epic y fueron uno de mis grupos favoritos de todos los tiempos. Los conocí en el ’62 o ’63. Escucharon mis canciones en directo y Pervis quiso grabar tres o cuatro de ellas, y lo hizo con los Staples Singers. Eran del tipo de artistas que yo quería que grabaran mis canciones, si es que alguien iba a hacerlo.

Nina Simone. Solía cruzarme con ella en Nueva York en el club Village Gate . Era una artista realmente admirable. Grabó algunas de mis canciones que ella aprendió directamente de mí, sentados en un camerino. Era una artista, pianista y cantante arrolladora. Una mujer muy fuerte, franca y explosiva en el escenario. Que ella grabara canciones mías justificaba todo lo que yo hacía. Nina fue el tipo de artista que amé y admiré.

Ah, y no puedo olvidarme de Jimi Hendrix. De hecho vi a Jimi actuar cuando él estaba en una banda llamada Jimmy James and the Blue Flames, o algo así. Y Jimi ni siquiera cantaba. Simplemente era el guitarrista. Después de hacerse famoso, el cogió algunas canciones menores mías que nadie prestaba atención y las elevó a un nivel por encima de la estratosfera convirtiéndolas en clásicos. Tengo que darle las gracias a Jimi también. Ojalá estuviera aquí.

Johnny Cash grabó también algunas de mis canciones pronto, lo conocí en el ’63, cuando él era un saco de huesos. Viajó mucho, largo y tendido, pero fue un héroe para mí. Oí muchas de sus canciones crecer. Lo conocí mejor de lo que me conocí a mí mismo. “Big River”, “I Walk the Line”. Escribí “It’s Alright Ma” con “How High’s the Water, Mama? “ sonando en mi cabeza. Todavía pregunto “¿cómo de alto es el agua, mama?”

Johnny fue un personaje intenso. El vio a esa gente que me abucheaba cuando tocaba música eléctrica, y publicó cartas en revistas increpándoles, diciéndoles que cerraran la boca y me dejaran cantar. En el mundo de Johnny Cash (bastante sureño), este tipo de cosas no existían. Nadie le decía a nadie qué cantar o hacer. Simplemente no se hacían esas cosas por allí. Siempre tengo que agradecerle esto. Johnny Cash fue un gigante, el hombre de negro. Y yo siempre amaré la amistad que tuvimos hasta que llegue un día que no haya más días.

Ah, y sería descuidado de mi parte si no menciono a Joan Baez. Ella fue y es la reina de la música folk. Tuvo afición por mis canciones y me llevó con ella a dar conciertos, donde tenía multitudes de miles de personas cautivadas por su voz y belleza. La gente diría, “¿qué haces con ese desaliñado y pordiosero?” y ella confiada le diría a todos, “mejor que estéis callados y escuchéis las canciones”. Tocamos incluso varias canciones juntos. Joan Baez es tan dura como la que más. Leal, de mente abierta y muy independiente. Nadie le puede decir qué hacer si ella no quiere hacerlo. Aprendí mucho de ella. Una mujer de devastadora honestidad. Y su muestra de amor y devoción nunca se lo pude devolver.

Estas canciones no aparecieron de repente. No fue simplemente crearlas de la nada. Al contrario de lo que Lou Levy dijo, sí que hubo un precedente. Todo venía de la música tradicional: Folk tradicional, Rock ’n’ roll tradicional y música de orquesta Big-band swing tradicional.

Aprendí a escribir letras escuchando canciones folk. Las escuché, y conocí a otras personas que también las escuchaba, allá cuando nadie lo hacía. No cantaba nada que no fueran canciones folk, y ellas me dieron el código para este juego justo en el que todo pertenece a todo el mundo. Durante tres o cuatro años todo lo que escuché fue música folk. Me iba a dormir cantando canciones folk. Las cantaba en todos sitios, clubs, fiestas, bares, cafeterías, campos, festivales. Y conocí otros cantantes que hacían lo mismo y simplemente aprendíamos canciones unos de otros. Podía aprender una canción y cantarla una hora después con solo oírla una vez.

Si hubieráis cantado “John Henry tanto como yo (“John Henry was a Steel-driving man / Died with a hammer in his hand / John Henry said a man ain’t nothin’ but a man / Before I let that steam drill drive me down / I’ll die with that hammer in my hand”), habríais escrito también “How many roads must a man walk down?”.

Big Bill Broonzy tenía una canción llamada “Key to the Highway”. “I’ve got a key to the highway / I’m booked and I’m bound to go / Gonna leave here runnin’ because walking in most too slow.” La canté mucho. Si la cantas mucho, quizás puedas escribir,

Georgia Sam he had a bloody nose
Welfare Departmen they wouldn’t give him no clothes
He asked poor Howard where can I go
Howard said there’s only one place I know
Sam said tell me quick man I got to run
Howard just pointed with his gun
And said that way down on Highway 61

Habríais escrito esto también si hubierais cantado “Key to the Highway” tanto como yo.

“Ain’t no use sit ‘n cry / You’ll be an angel by and by / Sail away, ladies, sail away.” “I’m sailing away my own true love.” “Boot of Spanish Leather”, Sheryl Crow cantó esto.
“Roll the cotton down, aw, yeah, roll the cotton down / Ten dollars a day is a white man's pay / A dollar a day is the black man's pay / Roll the cotton down." Si cantais esta canción tanto como yo, escribiríais Ain't gonna work on Maggie's farm no more, también. Si hubierais oído a Robert Johnson cantar “Better come in my kitchen, ‘cause it’s gonna be raining out doors” tantas veces como yo, en algún momento habríais escrito “A hard Rain’s a-Gonna Fall”.

He cantado muchas del tipo “vengan todos”. Hay un montón así, demasiadas como para contarlas. "Come along boys and listen to my tale / Tell you of my trouble on the old Chisholm Trail." O, "Come all ye good people, listen while I tell / the fate of Floyd Collins a lad we all know well / The fate of Floyd Collins, a lad we all know well."
"Come all ye fair and tender ladies / Take warning how you court your men / They're like a star on a summer morning / They first appear and then they're gone again." "If you'll gather 'round, people / A story I will tell / 'Bout Pretty Boy Floyd, an outlaw / Oklahoma knew him well."

Si cantarais todo el tiempo estas canciones del tipo reúnanse todos, también habríais escrito, "Come gather 'round people where ever you roam, admit that the waters around you have grown / Accept that soon you'll be drenched to the bone / If your time to you is worth saving / And you better start swimming or you'll sink like a stone / The times they are a-changing."

Habríais escrito eso también. No tiene ningún secreto. Simplemente hazlo de forma subliminal e inconsciente, porque eso es todo lo necesario y todo lo que necesitas saber. Eso es lo que fue importante para mí. Ellas fueron el tipo de canciones que tenían sentido. "When you go down to Deep Ellum keep your money in your socks / Women in Deep Ellum put you on the rocks." Canta esa canción un tiempo y quizás se te venga a la cabeza "When you're lost in the rain in Juarez and it's Easter time too / And your gravity fails and negativity don't pull you through / Don’t put on any airs / When you’re down on Rue Morgue Avenue / They got some hungry women there / And they really make a mess outta you."

Todas estas canciones están conectadas. No fui tonto. Simplemente abrí una puerta diferente de una manera diferente. Esto es solo diferente, decir la misma cosa. No creí que esto fuera nada fuera de lo normal. Pensé que estaba haciendo algo de forma natural, pero desde un principio mis canciones dividían por alguna razón. Dividían a la gente. Nunca supe por qué. Unos se indignaban, otros las amaban. No sabía por qué mis canciones tenían detractores y defensores. Un extraño ambiente en el que arrojar tus canciones, pero lo hice igualmente.

Lo último en lo que pensaba era a quién le importaba qué canción estaba escribiendo. Solo las escribía. No pensé que estuviera haciendo nada diferente. Simplemente creía que estaba alargando la línea. Quizás de una forma un tanto rebelde, pero tan solo complementaba la situación. Quizás soy difícil de intimidar pero, ¿y qué? Mucha gente es difícil de intimidar y simplemente tienes que soportarlo. En cierto sentido todo se puso en su sitio.

Leiber and Stoller no prestaron mucha atención a mis canciones. No les gustaban, pero a Doc Pomus sí. Está bien que no les gustaran, porque a mí no me gustaron sus canciones tampoco. "Yakety yak, don't talk back." "Charlie Brown is a clown," "Baby I'm a hog for you." Novelty songs. No decían nada serio. Las canciones de Doc eran mejores. "This Magic Moment." "Lonely Avenue." Save the Last Dance for Me.” Estas canciones me partieron el corazón. Descubrí que prefería tener su bendición que la de ellos dos.

Ahmet Ertegun no prestó mucha atención a mis canciones, pero Sam Phillips sí. Ahmet fundó Atlantic Records. Produjo a grandes artistas: Ray Charles, Ruth Brown, LaVerne Baker, por nombrar algunos. Había grandes nombres ahí, no hay duda. Pero Sam Phillips grabó a Elvis y Jerry Lee, Carl Perkins y Johnny Cash. Artistas radicales que hicieron temblar la verdadera esencia de la humanidad. Revolucionarios con capacidad de visión y premonición. Sin miedo y sensibles al mismo tiempo. Revolución en estilo y alcance. Radicales hasta la médula. Canciones que te cortan en dos. Renegados en todos los sentidos, haciendo canciones que nunca se deteriorarían, y que aún hoy siguen sonando. Oh, sí, prefiero tener la bendición de Sam Phillips algún día.

Merle Haggard no prestó mucha atención a mis canciones, pero Buck Owens sí, y Buck incluso grabó alguna de mis primeras canciones. Ahora admiro a Merle (“Mama Tried”, Tonight the Bottle Let Me Down”, “I’m a Lonesome Fugitive”). Me encanta Merle pero ella no es Buck. Buck Owens escribió “Together Again” y esa canción triunfó como no lo hizo ninguna otra salida de Bakerfield. ¿Buck Owens y Merle Haggard? Si tienes que tener la bendición de uno de los dos, imagináoslo. Lo que quiero decir es que mis canciones parecen dividir a la gente. Incluso a gente en la comunidad musical.

También en el mundo crítico. Los críticos me han puesto a caldo desde el primer día. Parece como si ellos me hubieran tratado de forma diferente. Algunos críticos musicales dicen que no puedo cantar. Que croo como una rana. ¿Por qué esos mismos críticos no dicen lo mismo sobre Tom Waits? Dicen que mi voz está dañada. Que no tengo voz. ¿Por qué no dicen eso mismo de Leonard Cohen? ¿Por qué me tratan de forma diferente? Los críticos dicen que no soy capaz de aguantar una melodía y que hablo durante una canción. ¿En serio? Nunca escuché algo así sobre Lou Reed. ¿Por qué ellos se van de rositas? ¿Qué he hecho yo para merecer este tratamiento especial? ¿Por qué yo, señor?

¿Sin rango vocal? ¿Cuándo fue la última vez que leísteis eso sobre Dr. John? Nunca. ¿Por qué no lo dicen de él? Que no vocalizo, que no tengo dicción. Tendríais que preguntaros si esos críticos han escuchado alguna vez a Charley Patton, a Son House o a Wolf, y que luego hablen de no vocalizar o no tener dicción. ¿Por qué no dicen lo mismo de ellos? ¿Por qué yo, señor?

Los críticos dicen que arruino mis melodías, que convierto mis canciones en algo irreconocible. ¿En serio? Dejadme deciros algo. Estuve en un combate de boxeo hace unos años viendo a Floyd Mayweather enfrentarse contra un chico Puertoriqueño. Y alguien cantó el himno de Puerto Rico y fue precioso. Fue sentido y conmovedor. Después tocó el turno de nuestro himno. Y una muy popular cantante de Soul fue elegida para cantarlo. Ella cantó todas las notas que existían y algunas que no. Contadme ahora sobre arruinar una melodía. ¿Coges una sola sílaba y la haces durar 15 minutos? Ella estaba haciendo ejercicios vocales como si fuera una trapecista. Pero aquello para mí no fue divertido.

¿Dónde estaban los críticos? ¿Arruinar una letra, una melodía, una canción importante? No, yo soy el culpable. Pero realmente no creo que lo sea. Simplemente es lo que dicen los críticos.

Sam Cooke contestó cuando le dijeron que tenía una voz maravillosa: “Bueno, muy amable de tu parte, pero las voces no se deberían medir por lo bonitas que son. Eso solo es importante si también te convencen de que están diciendo la verdad”. Pensad en eso la próxima vez que escuchéis a un cantante.

Los tiempos siempre cambian. Realmente lo hacen. Y uno siempre debe estar preparado para lo que pueda venir sin esperarlo. Hace tiempo, estaba en Nashville grabando algunas canciones y leí un artículo, una entrevista a Tom T. Hall. Él estaba dando el coñazo sobre algún tipo de nueva canción y que no podía entender de dónde venía este tipo de música.
Ahora Tom es considerado uno de los mejores compositores de la época de Nashville. Muchas personas estuvieron grabando sus canciones, incluso él mismo lo hizo. Pero estaba montando un jaleo sobre una canción de James Taylor, llamada “Country Road”. Tom estaba perdiendo los papeles en una entrevista: “Pero James no dice nada sobre un camino rural. Simplemente dice cómo te sientes allí. No lo entiendo”. Algunos pueden decir que Tom es un gran compositor. No lo dudo. Cuando él hizo esa entrevista yo estaba de hecho escuchando una canción suya en la radio.

Se llamaba “I Love”. Cuando la escuché me encontraba en un estudio de grabación, y él estaba hablando de todas las cosas que ama, una canción para todo tipo de público, intentando llegar a la gente. Intentado hacerte creer que él es como tú y que tú eres como él. Todos amamos lo mismo, y todos estamos en esto juntos. Tom ama los patitos, los trenes y la lluvia. Las camionetas y los riachuelos. Dormir sin sueños. Bourbon en un vaso. Café en una taza. Tomates en rama y cebollas. Escuchad, nunca voy a menospreciar a otro compositor. No lo haré. No digo que sea una mala canción. Solo digo que quizás sea un poco artificial. Igualmente estuvo en el top 10. Tom y otros pocos manejaban toda la escena musical de Nashville. Si querías grabar un tema y que entrara en el top 10 tenías que ir con ellos, y Tom fue uno de los más importantes. Ellos estuvieron muy cómodos haciendo sus cosas.
Por aquel entonces Willie Nelson se marchó a Texas. En la misma época. Sigue estando en Texas. Todo era genial. Todo estaba bien hasta que Kristofferson llegó a la ciudad. Oh, nadie había visto a alguien como él. Llegó como el gato salvaje que era, volando en helicóptero hasta el patio trasero de Johnny Cash, no como un compositor normal. Y fue directo al grano.
“Sunday Morning Coming Down”.

Well, I woke up Sunday morning
With no way to hold my head that didn't hurt.
And the beer I had for breakfast wasn't bad
So I had one more for dessert
Then I fumbled through my closet
Found my cleanest dirty shirt
Then I washed my face and combed my hair
And stumbled down the stairs to meet the day.

Puedes notar el Nashville pre-Kris y el post-Kris, ya que él lo cambió todo. Esa canción tambaleó el mundo del viejo Tom T. Hall. No lo vió venir. Quizás lo envió al manicomio. Dios no quiera que él escuchara alguna de mis canciones.

You walk into the room
With your pencil in your hand
You see somebody naked
You say, “Who is that man?”
You try so hard
But you don’t understand
Just what you're gonna say
When you get home
You know something is happening here
But you don’t know what it is
Do you, Mister Jones?

Si “Sunday Morning Coming Down” desconcertó a Tom y lo envió al loquero, con mi canción seguramente le hubiera estallado la cabeza allí mismo. Espero que no la escuchara.
Acabo de sacar un álbum de clásicos, con canciones que normalmente interpretan Michael Buble, Harry Connick Jr, quizás Brian Wilson haya hecho otras pocas, o Linda Ronstadt. Rod (Stewart) por supuesto, incluso Paul (Mccartney) ha hecho trabajos así. Pero las críticas de sus discos no son como las mías. En sus críticas nadie dice nada. En las mías tienen que analizar todo al detalle y comentarlo. En sus críticas raramente se menciona el nombre de los compositores originales. A diferencia de las mías. Ellos tienen que mencionar el nombre de todos los compositores. Ok, me parece bien. Después de todo hay grandes compositores y son clásicos. He visto las críticas venir, y en ellas se menciona ahí en mitad el nombre de todos los compositores, como si todo el mundo los conociera. Nadie ha oído hablar de ellos, no esta vez al menos. Buddy Kaye, Cy Coleman, Carolyn Leigh, por decir algunos.
Pero me alegra que sean nombrados, ¿y sabéis qué? Me alegra que sean nombrados en los medios. Quizás ha tomado demasiado tiempo, pero finalmente se habla de ellos con importancia y dignidad. Solo puedo imaginarme por qué han tardado tanto. Lamento que no estén aquí para verlo.

Rock’n’roll tradicional, de eso estamos hablando. Todo se trata del ritmo. Johnny Cash lo dejó claro: “Ten ritmo. Tenlo cuando hagas blues.” Pocas bandas de rock’n’roll actuales tocan con ritmo. No saben lo que es. Rock’n’roll es una combinación de blues, un extraño conjunto de dos partes. Mucha gente no lo sabe pero el blues, el cual es música americana, no es lo que creeis que es. Es una combinación de violines árabes y Strauss trabajando a ritmo de vals. Es cierto.

La otra mitad del rock’n’roll tiene que ser pueblerino. Y eso es un término peyorativo, pero no debería serlo. Es un término que incluye a los Delmore Bros, Stanley Bros, Roscoe Holcomb, Git Tanner y los Skillet Lickers… Grupos así. Licor fuerte. Coches rápidos en sucias carreteras. Ese es el tipo de combinación del que se compone el rock’n’rol, y esto no puede ser fabricado en un laboratorio o en un estudio.

Tienes que tener el correcto tipo de ritmo para tocar esta música. Si apenas tocas blues y no tienes espíritu pueblerino, no estás preparado para tocar rock’a’roll. Puede sonar parecido pero no lo es. Puedes imitarlo, pero no hacerlo.

Los críticos han dicho que he basado mi carrera en frustrar expectativas. ¿En serio? ¿Eso es todo lo que hago? Así es como creo que es. Frustrar expectativas. Como si yo me quedara hasta tarde por la noche pensando en cómo conseguirlo. “¿A qué te dedicas, tío?” “Oh, frustro expectativas”. Te vas a buscar trabajo y el hombre te pregunta “¿qué haces?”, “Oh, frustro expectativas”. Y el hombre te responde que ya tienen ese puesto cubierto. “Vuelve a llamarnos. O mejor no lo hagas, ya lo haremos nosotros.” Ni siquiera sé qué significa eso o quién tiene tiempo para algo así.

¿Por qué a mí, señor? Mi trabajo obviamente les frustra, pero realmente no sé cómo lo hago.

Los Blackwood Bros me han comentado de grabar un disco juntos. Quizás eso frustre expectativas, pero no debería. Por supuesto sería un disco góspel. No creo que esto suponga algo fuera de lo normal para mí. Ni de lejos. Una de las canciones que estoy pensando cantar es “Stand By Me” con los Blackwood brothers. No la “Stand By Me” popular. La verdadera “Stand By Me”. Dice así:

When the storm of life is raging / Stand by me / When the storm of life is raging / Stand by me / When the world is tossing me / Like a ship upon the sea / Thou who rulest wind and water / Stand by me
In the midst of tribulation / Stand by me / In the midst of tribulation / Stand by me / When the hosts of hell assail / And my strength begins to fail / Thou who never lost a battle / Stand by me
In the midst of faults and failures / Stand by me / In the midst of faults and failures / Stand by me / When I do the best I can / And my friends don't understand / Thou who knowest all about me / Stand by me

Esa es la canción. La prefiero a la conocida. Si tuviera que grabar una con ese nombre, va a ser esa. También estoy pensando en grabar una canción, aunque no para un disco, llamada “Oh Lord, Please Don’t Let Me Be Misunderstood”. Pero no sé, quizás quede bien en el album góspel también.

En cualquier caso, estoy orgulloso de estar aquí esta noche en el MusiCares. Me honra tener a estos artistas cantando mis canciones. No hay nada como esto. Grandes artistas. Quienes saben cantar la verdad y puedes oírlo en sus voces. Me enorgullece estar aquí esta noche en el MusiCares. Pienso mucho en esta organización. Han ayudado a mucha gente. Muchos músicos que han contribuido en nuestra cultura. Quiero agradecerles personalmente por lo que hicieron por un amigo mío, Billy Lee Riley. Un amigo a quien ayudaron durante seis años cuando estaba mal y no podía trabajar. Billy fue de los que dio luz al rock’n’roll.

Él fue auténtico. Lo hizo todo, tocó, cantó y escribió. Podría haber sido más grande si no llega a aparecer Jerry lee. Y ya sabéis lo que pasa cuando alguien como él aparece. Tienes que hacerte a un lado. No te queda otra.

Billy fue en lo que es conocido por la industria (término peyorativo, por cierto) como un artista de un solo éxito. Pero a veces, solo a veces, una vez de cada muchas, un solo éxito puede crear más impacto que una estrella con 20 o 30 éxitos a sus espaldas.

Y la canción de Billy se llamaba “Red Hot”, y fue realmente al rojo vivo. Podía atronar en tu esqueleto y que te gustara. Cambiar tu vida. Él lo hizo con fuerza, gracia y estilo. No lo encontraréis en el Rock and Roll Hall of Fame. No está ahí. Metallica está. Abba está. Mamas and the Papas también sé que están. Jefferson Airplane, Alice Cooper, Steely Dan. No tengo nada en contra del Metal, Soft Rock, Hard Rock, o el rock psicodélico. No tengo nada en contra de todo eso. Pero, al fin y al cabo, se hace llamar Rock and Roll Hall of Fame. Y Billy Lee no está ahí. Todavía. Y está tardando demasiado.

Yo lo veía un par de veces al año y siempre pasábamos tiempo juntos, y estuvo en un rockabilly festival nostalgia circuit, donde nuestros caminos se cruzaron. Nosotros siempre pasábamos tiempo juntos. Él era como un héroe para mí. Escuchaba “Red Hot”. Debía tener solo 15 o 16 años cuando la escuché por primera vez y aún hoy me impresiona. Nunca me canso de escucharla. Nunca me canso de ver a Billy Lee interpretarla tampoco. Pasamos tiempo juntos simplemente hablando y tocando por la noche. Él fue un hombre verdaderamente honrado. No era nostálgico ni estaba amargado. Simplemente lo aceptó. Sabía de donde venía y estaba conforme con quién era.

Y un día se puso enfermo. Y como mi amigo John Mellencamp cantaría (porque John canta algunas verdades), un día enfermas y no mejoras. Esto viene de una canción llamada “Life is Short Even on Its Longest Days”. Es una de las mejores canciones de los últimos años, de hecho. No miento. Y tampoco miento cuando os digo que MusiCares pagó gastos médicos de mi amigo, su hipoteca y le dieron dinero para que lo gastara. Fueron capaces al menos de hacer que su vida fuera cómoda, tolerable en el final. Eso es algo que no podrá ser compensado. Cualquier organización que haga algo así tiene que tener mi bendición.

Me voy a ir. Aquí ya no pinto nada. Seguramente me he dejado a mucha gente y he hablado demasiado de otros. Pero está bien. Como la canción espiritual “yo también estoy todavía cruzando el Jordan”. Espero que volvamos a vernos. Alguna vez. Y lo haremos, tal y como dijo Hank Williams, “si Dios quiere”.


Top
 Profile  
 
PostPosted: Sun April 12th, 2015, 21:28 GMT 
User avatar

Joined: Sun January 11th, 2009, 19:08 GMT
Posts: 2801
Menoslobos wrote:
Saludos a todos, Dylanianos:

Visito mucho Expecting Rain y posteo poco. Principalmente me cuesta ser activo como forero por mi lentitud a la hora de expresarme en inglés (aunque eso no es excusa en este subforo :lol: ), pero aún así he querido practicar el idioma intentando traducir el famoso discurso que dió Bob hace un par de meses. Ha sido un poco largo y muchas expresiones me han obligado a rebuscar por Google el significado más acertado, pero aún así ha sido divertido. Seguramente habrá muchos errores, pero he intentado ser lo más fiel posible a la palabra de Bob :lol: . Y nada más, espero que lo disfrutéis aquellos que aún no lo hayan leído.





7 de Febrero de 2015

Hay unas cuantas personas a las que tengo que agradecer esta noche por traerme a este gran evento. Neil Portnow, Dana Tamarkin, Rob Light, Brian Greenbaum, Don Was. También quiero agradecer al presidente Carter por venir. Ha sido una noche larga y no quiero hablar demasiado, pero diré unas unas pocas cosas.

Me hace feliz que mis canciones sean honradas de esta manera. Pero ellas no han llegado solas hasta aquí. Ha sido un largo camino y ha supuesto un gran esfuerzo. Mis canciones las entiendo como representaciones misteriosas, del tipo que vió Shakespeare cuando estaba creciendo. Creo que vosotros podríais haber buscado también lo que yo busqué en su día. Ellas estaban en el límite, y creo que lo siguen estando ahora. Y suenan como si hubieran estado viajando por un duro camino.

Necesito mencionar a algunas personas de ese camino que hicieron esto posible. Sé que debería hablar de John Hammond, el gran cazatalentos, quien se arriesgó trayéndome a Columbia Records. El me contrató cuando yo no era nadie. Hacer esto supuso mucha fe, se la jugó, pero él era dueño de sí mismo y fue valiente. Siempre le estaré agradecido por eso. La última persona que él descubrió antes que a mi fue a Aretha Franklin, y antes que a ella a Count Basie, Billie Holiday y a un montón de otros artistas. Ninguno de ellos comerciales. Las tendencias no le interesaban a John, y aunque yo era bastante poco comercial él se fijó en mí. Él creyó en mi talento y eso es todo lo que importa. No puedo agradecerle lo suficiente todo esto.

Lou Levy manejaba Leeds Music y ellos publicaron mis primeras canciones, pero no me quedé allí demasiado. Levy se arriesgó muchas veces. El me contrató en aquella compañía y grabó mis canciones, y yo las interpreté en una grabadora. Me dijo abiertamente que no había precedente de lo que estaba haciendo y que yo estaba adelantado a mi tiempo. Y que si yo le traía una canción como “Stardust” él la rechazaría porque era demasiado tarde para algo así. Me dijo que si yo estaba adelantado a mi tiempo (y realmente no es algo que él tuviera claro) pero que si estaba pasando y era cierto, el público tardaría entre tres y cinco años en asimilarlo, así que mejor que me preparara. Y fue lo que pasó. El problema era que cuando el público lo entendió yo ya estaba como entre tres y cinco años por encima de aquello, por lo que la situación era complicada. Pero él estaba convencido y no me juzgó, y siempre le recordaré por eso.

Artie Mogull de Witmark Music me contrató en su compañía, y me dijo que simplemente siguiera escribiendo canciones de lo que fuera, que ya llegaría a algo. Estuvo demasiado encima de mí y nunca podía esperar qué era lo siguiente que tenía para él. Ni siquiera podía verme a mí mismo como un compositor por aquel entonces. Siempre le estaré agradecido también por su actitud.

También tengo que hablar de algunos de los primeros artistas que grabaron mis canciones muy, muy pronto, sin que se les hubiera pedido. Simplemente algo les hizo pensar que sería bueno para ellos. Tengo que dar gracias a Peter, Paul and Mary, a quienes conocí por separado antes de ser un grupo. Ni siquiera me vi como un escritor de canciones para que otros las interpretaran pero es algo que empezó a ocurrir y esto no podría haber pasado con un grupo mejor. Ellos tomaron una canción mía que ya había grabado antes y que estaba enterrada en uno de mis discos y la convirtieron en un éxito. No de la forma que yo lo habría hecho, ellos la enderezaron. Pero desde entonces cientos de personas la han grabado y no creo que esto hubiera ocurrido de no ser por ellos. Definitivamente ellos empezaron algo por mí.

The Byrds, The Turtles, Sonny & Cher, ellos hicieron que algunas de mis canciones entraran en el top 10 aunque yo no era un compositor pop y realmente tampoco quería serlo, pero fue bueno que ocurriera. Sus versiones eran como publicidad, pero no me importó ya que 50 años después mis canciones fueron usadas en anuncios. Así que estaba bien. Me alegra que pasara, y me alegro de lo que hicieron.

Pervis Staples and the Staple Singers, mucho antes de que estuviesen en Stax estaban en Epic y fueron uno de mis grupos favoritos de todos los tiempos. Los conocí en el ’62 o ’63. Escucharon mis canciones en directo y Pervis quiso grabar tres o cuatro de ellas, y lo hizo con los Staples Singers. Eran del tipo de artistas que yo quería que grabaran mis canciones, si es que alguien iba a hacerlo.

Nina Simone. Solía cruzarme con ella en Nueva York en el club Village Gate . Era una artista realmente admirable. Grabó algunas de mis canciones que ella aprendió directamente de mí, sentados en un camerino. Era una artista, pianista y cantante arrolladora. Una mujer muy fuerte, franca y explosiva en el escenario. Que ella grabara canciones mías justificaba todo lo que yo hacía. Nina fue el tipo de artista que amé y admiré.

Ah, y no puedo olvidarme de Jimi Hendrix. De hecho vi a Jimi actuar cuando él estaba en una banda llamada Jimmy James and the Blue Flames, o algo así. Y Jimi ni siquiera cantaba. Simplemente era el guitarrista. Después de hacerse famoso, el cogió algunas canciones menores mías que nadie prestaba atención y las elevó a un nivel por encima de la estratosfera convirtiéndolas en clásicos. Tengo que darle las gracias a Jimi también. Ojalá estuviera aquí.

Johnny Cash grabó también algunas de mis canciones pronto, lo conocí en el ’63, cuando él era un saco de huesos. Viajó mucho, largo y tendido, pero fue un héroe para mí. Oí muchas de sus canciones crecer. Lo conocí mejor de lo que me conocí a mí mismo. “Big River”, “I Walk the Line”. Escribí “It’s Alright Ma” con “How High’s the Water, Mama? “ sonando en mi cabeza. Todavía pregunto “¿cómo de alto es el agua, mama?”

Johnny fue un personaje intenso. El vio a esa gente que me abucheaba cuando tocaba música eléctrica, y publicó cartas en revistas increpándoles, diciéndoles que cerraran la boca y me dejaran cantar. En el mundo de Johnny Cash (bastante sureño), este tipo de cosas no existían. Nadie le decía a nadie qué cantar o hacer. Simplemente no se hacían esas cosas por allí. Siempre tengo que agradecerle esto. Johnny Cash fue un gigante, el hombre de negro. Y yo siempre amaré la amistad que tuvimos hasta que llegue un día que no haya más días.

Ah, y sería descuidado de mi parte si no menciono a Joan Baez. Ella fue y es la reina de la música folk. Tuvo afición por mis canciones y me llevó con ella a dar conciertos, donde tenía multitudes de miles de personas cautivadas por su voz y belleza. La gente diría, “¿qué haces con ese desaliñado y pordiosero?” y ella confiada le diría a todos, “mejor que estéis callados y escuchéis las canciones”. Tocamos incluso varias canciones juntos. Joan Baez es tan dura como la que más. Leal, de mente abierta y muy independiente. Nadie le puede decir qué hacer si ella no quiere hacerlo. Aprendí mucho de ella. Una mujer de devastadora honestidad. Y su muestra de amor y devoción nunca se lo pude devolver.

Estas canciones no aparecieron de repente. No fue simplemente crearlas de la nada. Al contrario de lo que Lou Levy dijo, sí que hubo un precedente. Todo venía de la música tradicional: Folk tradicional, Rock ’n’ roll tradicional y música de orquesta Big-band swing tradicional.

Aprendí a escribir letras escuchando canciones folk. Las escuché, y conocí a otras personas que también las escuchaba, allá cuando nadie lo hacía. No cantaba nada que no fueran canciones folk, y ellas me dieron el código para este juego justo en el que todo pertenece a todo el mundo. Durante tres o cuatro años todo lo que escuché fue música folk. Me iba a dormir cantando canciones folk. Las cantaba en todos sitios, clubs, fiestas, bares, cafeterías, campos, festivales. Y conocí otros cantantes que hacían lo mismo y simplemente aprendíamos canciones unos de otros. Podía aprender una canción y cantarla una hora después con solo oírla una vez.

Si hubieráis cantado “John Henry tanto como yo (“John Henry was a Steel-driving man / Died with a hammer in his hand / John Henry said a man ain’t nothin’ but a man / Before I let that steam drill drive me down / I’ll die with that hammer in my hand”), habríais escrito también “How many roads must a man walk down?”.

Big Bill Broonzy tenía una canción llamada “Key to the Highway”. “I’ve got a key to the highway / I’m booked and I’m bound to go / Gonna leave here runnin’ because walking in most too slow.” La canté mucho. Si la cantas mucho, quizás puedas escribir,

Georgia Sam he had a bloody nose
Welfare Departmen they wouldn’t give him no clothes
He asked poor Howard where can I go
Howard said there’s only one place I know
Sam said tell me quick man I got to run
Howard just pointed with his gun
And said that way down on Highway 61

Habríais escrito esto también si hubierais cantado “Key to the Highway” tanto como yo.

“Ain’t no use sit ‘n cry / You’ll be an angel by and by / Sail away, ladies, sail away.” “I’m sailing away my own true love.” “Boot of Spanish Leather”, Sheryl Crow cantó esto.
“Roll the cotton down, aw, yeah, roll the cotton down / Ten dollars a day is a white man's pay / A dollar a day is the black man's pay / Roll the cotton down." Si cantais esta canción tanto como yo, escribiríais Ain't gonna work on Maggie's farm no more, también. Si hubierais oído a Robert Johnson cantar “Better come in my kitchen, ‘cause it’s gonna be raining out doors” tantas veces como yo, en algún momento habríais escrito “A hard Rain’s a-Gonna Fall”.

He cantado muchas del tipo “vengan todos”. Hay un montón así, demasiadas como para contarlas. "Come along boys and listen to my tale / Tell you of my trouble on the old Chisholm Trail." O, "Come all ye good people, listen while I tell / the fate of Floyd Collins a lad we all know well / The fate of Floyd Collins, a lad we all know well."
"Come all ye fair and tender ladies / Take warning how you court your men / They're like a star on a summer morning / They first appear and then they're gone again." "If you'll gather 'round, people / A story I will tell / 'Bout Pretty Boy Floyd, an outlaw / Oklahoma knew him well."

Si cantarais todo el tiempo estas canciones del tipo reúnanse todos, también habríais escrito, "Come gather 'round people where ever you roam, admit that the waters around you have grown / Accept that soon you'll be drenched to the bone / If your time to you is worth saving / And you better start swimming or you'll sink like a stone / The times they are a-changing."

Habríais escrito eso también. No tiene ningún secreto. Simplemente hazlo de forma subliminal e inconsciente, porque eso es todo lo necesario y todo lo que necesitas saber. Eso es lo que fue importante para mí. Ellas fueron el tipo de canciones que tenían sentido. "When you go down to Deep Ellum keep your money in your socks / Women in Deep Ellum put you on the rocks." Canta esa canción un tiempo y quizás se te venga a la cabeza "When you're lost in the rain in Juarez and it's Easter time too / And your gravity fails and negativity don't pull you through / Don’t put on any airs / When you’re down on Rue Morgue Avenue / They got some hungry women there / And they really make a mess outta you."

Todas estas canciones están conectadas. No fui tonto. Simplemente abrí una puerta diferente de una manera diferente. Esto es solo diferente, decir la misma cosa. No creí que esto fuera nada fuera de lo normal. Pensé que estaba haciendo algo de forma natural, pero desde un principio mis canciones dividían por alguna razón. Dividían a la gente. Nunca supe por qué. Unos se indignaban, otros las amaban. No sabía por qué mis canciones tenían detractores y defensores. Un extraño ambiente en el que arrojar tus canciones, pero lo hice igualmente.

Lo último en lo que pensaba era a quién le importaba qué canción estaba escribiendo. Solo las escribía. No pensé que estuviera haciendo nada diferente. Simplemente creía que estaba alargando la línea. Quizás de una forma un tanto rebelde, pero tan solo complementaba la situación. Quizás soy difícil de intimidar pero, ¿y qué? Mucha gente es difícil de intimidar y simplemente tienes que soportarlo. En cierto sentido todo se puso en su sitio.

Leiber and Stoller no prestaron mucha atención a mis canciones. No les gustaban, pero a Doc Pomus sí. Está bien que no les gustaran, porque a mí no me gustaron sus canciones tampoco. "Yakety yak, don't talk back." "Charlie Brown is a clown," "Baby I'm a hog for you." Novelty songs. No decían nada serio. Las canciones de Doc eran mejores. "This Magic Moment." "Lonely Avenue." Save the Last Dance for Me.” Estas canciones me partieron el corazón. Descubrí que prefería tener su bendición que la de ellos dos.

Ahmet Ertegun no prestó mucha atención a mis canciones, pero Sam Phillips sí. Ahmet fundó Atlantic Records. Produjo a grandes artistas: Ray Charles, Ruth Brown, LaVerne Baker, por nombrar algunos. Había grandes nombres ahí, no hay duda. Pero Sam Phillips grabó a Elvis y Jerry Lee, Carl Perkins y Johnny Cash. Artistas radicales que hicieron temblar la verdadera esencia de la humanidad. Revolucionarios con capacidad de visión y premonición. Sin miedo y sensibles al mismo tiempo. Revolución en estilo y alcance. Radicales hasta la médula. Canciones que te cortan en dos. Renegados en todos los sentidos, haciendo canciones que nunca se deteriorarían, y que aún hoy siguen sonando. Oh, sí, prefiero tener la bendición de Sam Phillips algún día.

Merle Haggard no prestó mucha atención a mis canciones, pero Buck Owens sí, y Buck incluso grabó alguna de mis primeras canciones. Ahora admiro a Merle (“Mama Tried”, Tonight the Bottle Let Me Down”, “I’m a Lonesome Fugitive”). Me encanta Merle pero ella no es Buck. Buck Owens escribió “Together Again” y esa canción triunfó como no lo hizo ninguna otra salida de Bakerfield. ¿Buck Owens y Merle Haggard? Si tienes que tener la bendición de uno de los dos, imagináoslo. Lo que quiero decir es que mis canciones parecen dividir a la gente. Incluso a gente en la comunidad musical.

También en el mundo crítico. Los críticos me han puesto a caldo desde el primer día. Parece como si ellos me hubieran tratado de forma diferente. Algunos críticos musicales dicen que no puedo cantar. Que croo como una rana. ¿Por qué esos mismos críticos no dicen lo mismo sobre Tom Waits? Dicen que mi voz está dañada. Que no tengo voz. ¿Por qué no dicen eso mismo de Leonard Cohen? ¿Por qué me tratan de forma diferente? Los críticos dicen que no soy capaz de aguantar una melodía y que hablo durante una canción. ¿En serio? Nunca escuché algo así sobre Lou Reed. ¿Por qué ellos se van de rositas? ¿Qué he hecho yo para merecer este tratamiento especial? ¿Por qué yo, señor?

¿Sin rango vocal? ¿Cuándo fue la última vez que leísteis eso sobre Dr. John? Nunca. ¿Por qué no lo dicen de él? Que no vocalizo, que no tengo dicción. Tendríais que preguntaros si esos críticos han escuchado alguna vez a Charley Patton, a Son House o a Wolf, y que luego hablen de no vocalizar o no tener dicción. ¿Por qué no dicen lo mismo de ellos? ¿Por qué yo, señor?

Los críticos dicen que arruino mis melodías, que convierto mis canciones en algo irreconocible. ¿En serio? Dejadme deciros algo. Estuve en un combate de boxeo hace unos años viendo a Floyd Mayweather enfrentarse contra un chico Puertoriqueño. Y alguien cantó el himno de Puerto Rico y fue precioso. Fue sentido y conmovedor. Después tocó el turno de nuestro himno. Y una muy popular cantante de Soul fue elegida para cantarlo. Ella cantó todas las notas que existían y algunas que no. Contadme ahora sobre arruinar una melodía. ¿Coges una sola sílaba y la haces durar 15 minutos? Ella estaba haciendo ejercicios vocales como si fuera una trapecista. Pero aquello para mí no fue divertido.

¿Dónde estaban los críticos? ¿Arruinar una letra, una melodía, una canción importante? No, yo soy el culpable. Pero realmente no creo que lo sea. Simplemente es lo que dicen los críticos.

Sam Cooke contestó cuando le dijeron que tenía una voz maravillosa: “Bueno, muy amable de tu parte, pero las voces no se deberían medir por lo bonitas que son. Eso solo es importante si también te convencen de que están diciendo la verdad”. Pensad en eso la próxima vez que escuchéis a un cantante.

Los tiempos siempre cambian. Realmente lo hacen. Y uno siempre debe estar preparado para lo que pueda venir sin esperarlo. Hace tiempo, estaba en Nashville grabando algunas canciones y leí un artículo, una entrevista a Tom T. Hall. Él estaba dando el coñazo sobre algún tipo de nueva canción y que no podía entender de dónde venía este tipo de música.
Ahora Tom es considerado uno de los mejores compositores de la época de Nashville. Muchas personas estuvieron grabando sus canciones, incluso él mismo lo hizo. Pero estaba montando un jaleo sobre una canción de James Taylor, llamada “Country Road”. Tom estaba perdiendo los papeles en una entrevista: “Pero James no dice nada sobre un camino rural. Simplemente dice cómo te sientes allí. No lo entiendo”. Algunos pueden decir que Tom es un gran compositor. No lo dudo. Cuando él hizo esa entrevista yo estaba de hecho escuchando una canción suya en la radio.

Se llamaba “I Love”. Cuando la escuché me encontraba en un estudio de grabación, y él estaba hablando de todas las cosas que ama, una canción para todo tipo de público, intentando llegar a la gente. Intentado hacerte creer que él es como tú y que tú eres como él. Todos amamos lo mismo, y todos estamos en esto juntos. Tom ama los patitos, los trenes y la lluvia. Las camionetas y los riachuelos. Dormir sin sueños. Bourbon en un vaso. Café en una taza. Tomates en rama y cebollas. Escuchad, nunca voy a menospreciar a otro compositor. No lo haré. No digo que sea una mala canción. Solo digo que quizás sea un poco artificial. Igualmente estuvo en el top 10. Tom y otros pocos manejaban toda la escena musical de Nashville. Si querías grabar un tema y que entrara en el top 10 tenías que ir con ellos, y Tom fue uno de los más importantes. Ellos estuvieron muy cómodos haciendo sus cosas.
Por aquel entonces Willie Nelson se marchó a Texas. En la misma época. Sigue estando en Texas. Todo era genial. Todo estaba bien hasta que Kristofferson llegó a la ciudad. Oh, nadie había visto a alguien como él. Llegó como el gato salvaje que era, volando en helicóptero hasta el patio trasero de Johnny Cash, no como un compositor normal. Y fue directo al grano.
“Sunday Morning Coming Down”.

Well, I woke up Sunday morning
With no way to hold my head that didn't hurt.
And the beer I had for breakfast wasn't bad
So I had one more for dessert
Then I fumbled through my closet
Found my cleanest dirty shirt
Then I washed my face and combed my hair
And stumbled down the stairs to meet the day.

Puedes notar el Nashville pre-Kris y el post-Kris, ya que él lo cambió todo. Esa canción tambaleó el mundo del viejo Tom T. Hall. No lo vió venir. Quizás lo envió al manicomio. Dios no quiera que él escuchara alguna de mis canciones.

You walk into the room
With your pencil in your hand
You see somebody naked
You say, “Who is that man?”
You try so hard
But you don’t understand
Just what you're gonna say
When you get home
You know something is happening here
But you don’t know what it is
Do you, Mister Jones?

Si “Sunday Morning Coming Down” desconcertó a Tom y lo envió al loquero, con mi canción seguramente le hubiera estallado la cabeza allí mismo. Espero que no la escuchara.
Acabo de sacar un álbum de clásicos, con canciones que normalmente interpretan Michael Buble, Harry Connick Jr, quizás Brian Wilson haya hecho otras pocas, o Linda Ronstadt. Rod (Stewart) por supuesto, incluso Paul (Mccartney) ha hecho trabajos así. Pero las críticas de sus discos no son como las mías. En sus críticas nadie dice nada. En las mías tienen que analizar todo al detalle y comentarlo. En sus críticas raramente se menciona el nombre de los compositores originales. A diferencia de las mías. Ellos tienen que mencionar el nombre de todos los compositores. Ok, me parece bien. Después de todo hay grandes compositores y son clásicos. He visto las críticas venir, y en ellas se menciona ahí en mitad el nombre de todos los compositores, como si todo el mundo los conociera. Nadie ha oído hablar de ellos, no esta vez al menos. Buddy Kaye, Cy Coleman, Carolyn Leigh, por decir algunos.
Pero me alegra que sean nombrados, ¿y sabéis qué? Me alegra que sean nombrados en los medios. Quizás ha tomado demasiado tiempo, pero finalmente se habla de ellos con importancia y dignidad. Solo puedo imaginarme por qué han tardado tanto. Lamento que no estén aquí para verlo.

Rock’n’roll tradicional, de eso estamos hablando. Todo se trata del ritmo. Johnny Cash lo dejó claro: “Ten ritmo. Tenlo cuando hagas blues.” Pocas bandas de rock’n’roll actuales tocan con ritmo. No saben lo que es. Rock’n’roll es una combinación de blues, un extraño conjunto de dos partes. Mucha gente no lo sabe pero el blues, el cual es música americana, no es lo que creeis que es. Es una combinación de violines árabes y Strauss trabajando a ritmo de vals. Es cierto.

La otra mitad del rock’n’roll tiene que ser pueblerino. Y eso es un término peyorativo, pero no debería serlo. Es un término que incluye a los Delmore Bros, Stanley Bros, Roscoe Holcomb, Git Tanner y los Skillet Lickers… Grupos así. Licor fuerte. Coches rápidos en sucias carreteras. Ese es el tipo de combinación del que se compone el rock’n’rol, y esto no puede ser fabricado en un laboratorio o en un estudio.

Tienes que tener el correcto tipo de ritmo para tocar esta música. Si apenas tocas blues y no tienes espíritu pueblerino, no estás preparado para tocar rock’a’roll. Puede sonar parecido pero no lo es. Puedes imitarlo, pero no hacerlo.

Los críticos han dicho que he basado mi carrera en frustrar expectativas. ¿En serio? ¿Eso es todo lo que hago? Así es como creo que es. Frustrar expectativas. Como si yo me quedara hasta tarde por la noche pensando en cómo conseguirlo. “¿A qué te dedicas, tío?” “Oh, frustro expectativas”. Te vas a buscar trabajo y el hombre te pregunta “¿qué haces?”, “Oh, frustro expectativas”. Y el hombre te responde que ya tienen ese puesto cubierto. “Vuelve a llamarnos. O mejor no lo hagas, ya lo haremos nosotros.” Ni siquiera sé qué significa eso o quién tiene tiempo para algo así.

¿Por qué a mí, señor? Mi trabajo obviamente les frustra, pero realmente no sé cómo lo hago.

Los Blackwood Bros me han comentado de grabar un disco juntos. Quizás eso frustre expectativas, pero no debería. Por supuesto sería un disco góspel. No creo que esto suponga algo fuera de lo normal para mí. Ni de lejos. Una de las canciones que estoy pensando cantar es “Stand By Me” con los Blackwood brothers. No la “Stand By Me” popular. La verdadera “Stand By Me”. Dice así:

When the storm of life is raging / Stand by me / When the storm of life is raging / Stand by me / When the world is tossing me / Like a ship upon the sea / Thou who rulest wind and water / Stand by me
In the midst of tribulation / Stand by me / In the midst of tribulation / Stand by me / When the hosts of hell assail / And my strength begins to fail / Thou who never lost a battle / Stand by me
In the midst of faults and failures / Stand by me / In the midst of faults and failures / Stand by me / When I do the best I can / And my friends don't understand / Thou who knowest all about me / Stand by me

Esa es la canción. La prefiero a la conocida. Si tuviera que grabar una con ese nombre, va a ser esa. También estoy pensando en grabar una canción, aunque no para un disco, llamada “Oh Lord, Please Don’t Let Me Be Misunderstood”. Pero no sé, quizás quede bien en el album góspel también.

En cualquier caso, estoy orgulloso de estar aquí esta noche en el MusiCares. Me honra tener a estos artistas cantando mis canciones. No hay nada como esto. Grandes artistas. Quienes saben cantar la verdad y puedes oírlo en sus voces. Me enorgullece estar aquí esta noche en el MusiCares. Pienso mucho en esta organización. Han ayudado a mucha gente. Muchos músicos que han contribuido en nuestra cultura. Quiero agradecerles personalmente por lo que hicieron por un amigo mío, Billy Lee Riley. Un amigo a quien ayudaron durante seis años cuando estaba mal y no podía trabajar. Billy fue de los que dio luz al rock’n’roll.

Él fue auténtico. Lo hizo todo, tocó, cantó y escribió. Podría haber sido más grande si no llega a aparecer Jerry lee. Y ya sabéis lo que pasa cuando alguien como él aparece. Tienes que hacerte a un lado. No te queda otra.

Billy fue en lo que es conocido por la industria (término peyorativo, por cierto) como un artista de un solo éxito. Pero a veces, solo a veces, una vez de cada muchas, un solo éxito puede crear más impacto que una estrella con 20 o 30 éxitos a sus espaldas.

Y la canción de Billy se llamaba “Red Hot”, y fue realmente al rojo vivo. Podía atronar en tu esqueleto y que te gustara. Cambiar tu vida. Él lo hizo con fuerza, gracia y estilo. No lo encontraréis en el Rock and Roll Hall of Fame. No está ahí. Metallica está. Abba está. Mamas and the Papas también sé que están. Jefferson Airplane, Alice Cooper, Steely Dan. No tengo nada en contra del Metal, Soft Rock, Hard Rock, o el rock psicodélico. No tengo nada en contra de todo eso. Pero, al fin y al cabo, se hace llamar Rock and Roll Hall of Fame. Y Billy Lee no está ahí. Todavía. Y está tardando demasiado.

Yo lo veía un par de veces al año y siempre pasábamos tiempo juntos, y estuvo en un rockabilly festival nostalgia circuit, donde nuestros caminos se cruzaron. Nosotros siempre pasábamos tiempo juntos. Él era como un héroe para mí. Escuchaba “Red Hot”. Debía tener solo 15 o 16 años cuando la escuché por primera vez y aún hoy me impresiona. Nunca me canso de escucharla. Nunca me canso de ver a Billy Lee interpretarla tampoco. Pasamos tiempo juntos simplemente hablando y tocando por la noche. Él fue un hombre verdaderamente honrado. No era nostálgico ni estaba amargado. Simplemente lo aceptó. Sabía de donde venía y estaba conforme con quién era.

Y un día se puso enfermo. Y como mi amigo John Mellencamp cantaría (porque John canta algunas verdades), un día enfermas y no mejoras. Esto viene de una canción llamada “Life is Short Even on Its Longest Days”. Es una de las mejores canciones de los últimos años, de hecho. No miento. Y tampoco miento cuando os digo que MusiCares pagó gastos médicos de mi amigo, su hipoteca y le dieron dinero para que lo gastara. Fueron capaces al menos de hacer que su vida fuera cómoda, tolerable en el final. Eso es algo que no podrá ser compensado. Cualquier organización que haga algo así tiene que tener mi bendición.

Me voy a ir. Aquí ya no pinto nada. Seguramente me he dejado a mucha gente y he hablado demasiado de otros. Pero está bien. Como la canción espiritual “yo también estoy todavía cruzando el Jordan”. Espero que volvamos a vernos. Alguna vez. Y lo haremos, tal y como dijo Hank Williams, “si Dios quiere”.


wow!

gracias! :D


Top
 Profile  
 
PostPosted: Mon April 13th, 2015, 09:42 GMT 
Promethium Member
User avatar

Joined: Sun January 4th, 2009, 08:02 GMT
Posts: 16131
Location: South of the mountains of Madrid.
Gracias Menoslobos 8)


Top
 Profile  
 
PostPosted: Mon April 13th, 2015, 12:46 GMT 
User avatar

Joined: Sun January 11th, 2009, 19:08 GMT
Posts: 2801
he disfrutado mucho leyendo el discurso en español, en su momento lo había empezado a leer en inglés pero no llegué al final... :lol:
que bueno sería que el video completo aparezca en algún momento, es un discurso profundo y sentido, me gustaría ver sus expresiones en el rostro al hablar...
un pequeño detalle, Merle Haggard es "él" y no "ella" :wink:
por lo demás, genial!
nuevamente gracias por el trabajo y por compartirlo aquí Menoslobos !!!


Top
 Profile  
 
Display posts from previous:  Sort by  
Post new topic Reply to topic  [ 4 posts ] 

All times are UTC


Who is online

Users browsing this forum: clinging scoundrel


You cannot post new topics in this forum
You cannot reply to topics in this forum
You cannot edit your posts in this forum
You cannot delete your posts in this forum
You cannot post attachments in this forum

Jump to:  
Powered by phpBB® Forum Software © phpBB Group